lunes, 14 de septiembre de 2020

Parmesana de calabacín

 La parmesana de calabacín es un plato típico italiano que, como tantos otros, hemos incorporado a nuestra cocina. 

Al fin y al cabo, tanto la cocina italiana como la española,  mediterráneas ambas, usan casi los mismos ingredientes, aunque hay que reconocer que los italianos le dan un toque especial que nos gusta mucho.







Ingredientes 

  • 3 ó 4 calabacines 
  • 1 bote de tomate natural triturado ( 800 gr. )
  • 200 gr. de queso parmesano rallado 
  • 10--12 lonchas de mozzarella
  • Sal
  • Pimienta negra 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Hojas de albahaca  ( opcional,  yo no le puse )

Preparación 

Hacemos la salsa de tomate poniendo un chorrito de aceite en una sartén, añadimos el tomate triturado, sal y pimienta y cocinamos durante 20 minutos. Revolvemos de vez en cuando para que  no se pegue.
Retiramos y añadimos albahaca troceada. (Yo no le puse porque  no gusta mucho a mis comensales)
Lavamos los calabacines y sin pelar cortamos a lo largo en láminas de medio centímetro.
Doramos el calabacín, vuelta y vuelta, en en una plancha con unas gotas de aceite.
No es necesario que se haga del todo porque terminará de cocerse en el horno.
En el fondo de una fuente de horno ponemos dos o tres cucharadas de salsa de tomate.
A continuación ponemos una capa de calabacín, otra de salsa de tomate y otra de lonchas de mozzarella. Repetimos la operación hasta llenar la fuente o terminar los ingredientes y finalizamos con el parmesano rallado.
Metemos en el horno, precalentado a 180°, hasta que el queso se gratine.
Dejamos reposar 10 minutos y servimos la parmesana de calabacín con un buen trozo de pan para mojar la salsa.




Y una pizca de cariño 
Xiana 

lunes, 7 de septiembre de 2020

Tortilla de patatas rellena

 La tortilla de patatas es uno de los platos estrella de la cocina española, con cebolla o sin cebolla, según el gusto de cada uno. 

Hoy la hacemos un poco más rica, si cabe, añadiendole fiambre de pavo y queso en su interior.








Ingredientes 

Para la tortilla:

  • 2 ó 3 patatas 
  • 1 cebolla mediana 
  • 4 huevos 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Sal

Para el relleno:

  • 4 ó 5 lonchas de fiambre de pavo 
  • 4 ó 5 lonchas de queso de cabra 

Preparación 

Pelamos y cortamos las patatas y la cebolla en trocitos finos. Salamos ligeramente ya que relleno le aportará sabor.
Freímos las patatas y la cebolla en abundante aceite a fuego lento. Deben ablandarse sin dorarse.
Cuando el conjunto esté blandito escurrimos bien el aceite. 
Batimos los huevos en un bol, añadimos las patatas con cebolla y mezclamos bien hasta que el conjunto este integrado.
Ponemos una cucharada de aceite en la sartén y cuando esté caliente volcamos la mitad de la mezcla de huevos y patatas.
Repartimos encima las lonchas de queso y pavo cubriendo toda la superficie.
Cubrimos con la otra mitad de la mezcla de huevos y patatas.
Cuajamos y volteamos como si fuese una tortilla clásica.
Servimos caliente y a disfrutar de esta tortilla que al partirla veremos asomar el queso fundido.
Una verdadera ricura, no dejéis de probarla.

En este caso he rellenado la tortilla con fiambre de pavo y queso de cabra, pero podemos hacerlo con cualquier otro fiambre o queso que nos guste o que tengamos en la nevera.








Y una pizca de cariño 
Xiana 





lunes, 31 de agosto de 2020

Helado de arándanos

 Después de un merecido y largo descanso estoy de vuelta con renovada energía y con una receta de un sabroso helado de arándanos, que he tomado prestada de @maytegutierrez.

Un helado exquisito, cremoso, sabroso y no me negaréis que tiene un color llamativo. 

Además es tan fácil que solo queda disfrutar de las sensaciones de este helado.



Ingredientes 

  • 375 gr. de yogur griego natural sin azúcar 
  • 125 gr. de arándanos 
  • 125 gr. de azúcar 
  • Zumo de 1 limón 
  • 1 pizca de sal

Preparación 


Cocemos a fuego suave los arándanos con el zumo de limón, la pizca de sal y el azúcar, durante 10-15 minutos, hasta que los arándanos empiezan a deshacerse y el líquido empieza a reducir.
Retiramos y dejamos enfriar.
Mezclamos bien los arándanos y su jugo con el yogur.
Volcamos en un recipiente con tapa y congelamos entre 2 y 3 horas.
Para que al servir nos quede cremoso, debemos retirar del congelador al menos media hora antes.
Espero que os guste tanto como a mí, me pareció exquisito.






Y una pizca de cariño 
Xiana

lunes, 20 de julio de 2020

Tarta de ruibarbo

El ruibarbo no es una fruta y tampoco es una verdura, podríamos decir que tiene aspecto de verdura y sabor de fruta.
Solo son comestibles los tallos, sus hojas son tóxicas porque tienen gran cantidad de ácido oxálico.
Se recolecta en primavera y no es fácil de conseguir en los mercados.
Yo he tenido la suerte que donde resido ahora temporalmente se da bien en la huerta y una amiga me ha regalado unos tallos con los que dice mermelada y está tarta.
Se puede congelar y así tendremos esta fruta-verdura durante gran parte del año.



Ingredientes


  • 4 ó 5 tallos de ruibarbo ( depende del tamaño )
  • 100 gr. de azúcar

Para la crema

  • 2 huevos
  • 140 gr. de azúcar
  • 200 ml. de nata
  • 1 cucharada de azúcar vainillado
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 cucharada de harina
  • 1 lámina de masa brisa

Preparación

Lavamos y cortamos los tallos del ruibarbo en rodajitas.
Ponemos en un bol con 100 gramos de azúcar y dejamos macerar durante al menos una hora a temperatura ambiente.
Para hacer la crema batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen.
Añadimos la nata, el azúcar vainillado, la maicena y la harina y batimos hasta integrar.
Ponemos la masa brisa en un molde redondo de quiche, cubriendo fondo y paredes.
Pinchamos el fondo varias veces con un tenedor.
Vertemos la crema y horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 10 minutos.
Pasado ese tiempo sacamos del horno y añadimos el ruibarbo macerado con el jugo que haya soltado y horneamos durante 30-35 minutos, hasta que veamos que la superficie está bien dorada.
Sacamos y enfriamos sobre una rejilla. 
Demoldamos cuando se haya enfriado.



Y una pizca de cariño.
Xiana.

lunes, 6 de julio de 2020

Bizcocho jirafa

Un bizcocho muy fácil con un resultado sorprendente y divertido.
No sabemos cómo va a quedar hasta que lo abrimos y "voila ", nos encontramos con un bizcocho de dos colores muy diferenciados y tan preciosos que seguro nos provoca una sonrisa.
Es importante que las yemas sea muy amarillas para que contrasten los colores.


Ingredientes


  • Cacao en polvo sin azúcar ( Valor )

Para la capa blanca

  • 5 claras de huevo
  • 80 gr. de azúcar
  • 50 ml. de leche
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 100 gr. de harina
  • 50 gr. de harina de almendras
  • 1/2 sobre de levadura Royal

Para la capa amarilla

  • 5 yemas de huevo
  • 80 gr. de azúcar
  • 50 ml. de leche
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 130 gr. de harina
  • 1/2 sobre de levadura Royal

Preparación

Para la capa blanca:
Mezclamos la harina con la almendra molida y la levadura. Reservamos.
Batimos las claras de huevo con el azúcar hasta que estén casi montadas.
Añadimos la leche y el aceite en hilo y batimos hasta integrar.
Incorporamos la mezcla de harina poco a poco y reservamos.

Para la capa amarilla:
Mezclamos la harina y la levadura. Reservamos.
Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.
Añadimos la leche y el aceite en hilo e integramos.
Finalmente añadimos la harina en varias tandas. Reservamos.

Encamisamos un molde de corona con mantequilla y harina o rociamos con spray desmoldante.
Vertemos la mitad de la mezcla amarilla y con un colador espolvoreamos cacao en polvo cubriendo la masa.
A continuación vertemos la mitad de la mezcla blanca y espolvoreamos cacao en la superficie.
Repetimos otras dos veces con las masas restantes.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 40-45 minutos.
Dejamos templar y desmoldamos.
Enfriaremos totalmente sobre una rejilla.
Dejémonos sorprender por el corte y a disfrutar.



Y una pizca de cariño
Xiana


lunes, 29 de junio de 2020

Costillas horneadas a la cerveza

Una receta muy, muy fácil para disfrutar de una carne muy sabrosa.
Un acompañamiento perfecto son unas patatas asadas al mismo tiempo que la carne.
Pero también podemos acompañarla con unas verduras horneadas.


Ingredientes


  • 1 kg. de costillas de cerdo
  • 200 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de romero seco
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 lata de cerveza ( 333 ml. )
  • Sal
  • Pimienta
  • Patatas al gusto para la guarnición


Preparación

Hacemos el adobo mezclando el aceite con el ajo, el romero, el tomillo y el pimentón. Reservamos.
Cortamos las costillas en dos o tres trozos ( podemos pedir al carnicero que la trocee ).
Salpimentamos la carne por todos los lados.
Con una brocha de cocina pincelamos toda la costilla con el adobo de hierbas y aceite y ponemos en una fuente de horno.
Reservamos un poco de adobo para las patatas.
Dejamos la carne tapada y fuera del frigo durante una hora por lo menos para que absorba bien los sabores.
Añadimos las patatas troceadas y adobadas.
Precalentamos el horno a 190°.
Incorporamos 1/3 de la lata de cerveza a la fuente de la carne y horneamos durante 2 horas aproximadamente.
Durante el tiempo de horneado daremos la vuelta a la carne dos o tres veces y vamos añadiendo la cerveza restante.
Cuando la carne esté blandita y dorada las patatas también estarán en su punto
 ( en mi horno 2 horas aproximadamente ). Retiramos y servimos.




Y una pizca de cariño.
Xiana

lunes, 22 de junio de 2020

Bizcocho con manzana

Un sabroso y jugoso bizcocho con fruta.
Perfecto para tomar a cualquier hora pero especialmente en el desayuno o la merienda.


Ingredientes


  • 3 manzanas Golden
  • 1 limón
  • 150 gr. de azúcar
  • 130 gr. de mantequilla en pomada
  • 200 gr. de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas para espolvorear


Preparación

Pelamos las manzanas, cortamos en cuartos y rociamos con limón para que no oxiden.
Cortamos cada cuarto en gajos finos, pero sin llegar hasta el final. Reservamos.
Mezclamos y tamizamos la harina con la sal, la levadura y la canela. Reservamos.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y aumenten de volumen.
Añadimos la mantequilla y seguimos batiendo hasta integrar bien.
Agregamos la mezcla de harina tamizada y mezclamos con movimientos envolventes.
Forramos un molde con papel sulfurizado y vertemos la mezcla.
Ponemos encima, y de manera ordenada, los cuartos de manzana que hundiremos ligeramente en la masa.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 35-40 minutos. Pinchamos con una brocheta para ver el punto de cocción.
desmoldamos cuando esté templado y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.
Cuando el bizcocho este frío podemos espolvorear con azúcar glass.





Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 15 de junio de 2020

Marmolado de canela

Un bizcocho marmolado perfecto para los que adoran la canela.
Además es muy fácil de hacer y queda un corte muy vistoso.
¿Quién se resiste a un café con un pedazo de marmolado de canela?




Ingredientes


  • 3 huevos
  • 200 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar
  • 200 gr. de nata 35% MG
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharaditas de canela en polvo

Preparación

Separamos las yemas de las claras.
Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.
Añadimos la nata y batimos ligeramente hasta integrar.
Tamizamos la harina con la levadura y la vamos incorporando a la masa en varias tandas hasta integrar.
Incorporamos las claras, montadas y reservadas, a la masa con movimientos envolventes.
Dividimos la masa en dos partes.
A una parte le añadimos la vainilla y mezclamos bien.
A otra parte le ponemos la canela y removemos hasta integrar.
Forramos un molde alargado con papel sulfurizado y vertemos las dos masas, alternándolas.
Con un tenedor, metido hasta el fondo de la masa, hacemos varios caminos a lo largo del molde para hacer el efecto marmolado.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 35-40 minutos.
Pinchamos el centro del bizcocho con una brocheta y si sale seca retiramos del horno, si no dejaremos horneando 5 minutos más.
Desmoldamos cuando esté templado y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.



Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 8 de junio de 2020

Empanada de boquerones

Un plato típico de la cocina gallega que gusta a todos.
Podemos rellenar la empanada con lo que más nos guste y hoy toca de boquerones.


Ingredientes

Para la masa

  • 500 gr. de harina
  • 20 gr. de levadura fresca de panadería ( o un sobre de levadura seca )
  • 300 ml. de agua templada
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol

Para el relleno

  • 1/2 kg. de boquerones fritos
  • 2 cebollas grandes
  • 2 ó 3 tomates maduros
  • 3 pimientos del piquillo
  • 2 huevos cocidos
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 150 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal 

Preparación

Empezamos haciendo la masa.
Disolvemos la levadura en el agua templada.
Mezclamos la harina con la sal y añadimos el agua con levadura y el aceite.
Amasamos hasta obtener una mezcla suave y elástica que no se pega a los dedos.
Ponemos la masa en un bol enharinado, tapamos y dejamos en un lugar cálido hasta que doble su volumen, aproximadamente una hora.
Mientras la masa crece hacemos el relleno.
Tendremos los boquerones fritos y fríos.
Limpiamos el pescado de espinas y reservamos.
Ponemos el aceite en una sartén y pochamos la cebolla cortada fina.
Añadimos los tomates pelados y troceados.
Pochamos el conjunto.
Incorporamos el pescado limpio y desmenuzado. Mezclamos.
Rectificamos de sal si es necesario.
Añadimos el pimentón, rehogamos y retiramos del fuego. Dejamos templar.
La masa habrá crecido y es el momento de montar la empanada.
Dividimos la masa en dos partes.
Engrasamos el molde donde vayamos a hornear la empanada pincelando con aceite.
Extendemos con el rodillo una parte de la masa y cubrimos el fondo del molde.
Repartimos el relleno por toda la superficie.
Ponemos encima los huevos y los pimientos troceados.
Extendemos con el rodillo la otra parte de la masa y cubrimos el relleno.
Cerramos los bordes uniendo las dos masas y formando un cordoncillo alrededor de la empanada.
Pinchamos toda la superficie con un tenedor y hacemos dos pequeños agujeros para que respire durante la cocción.
Horneamos, en horno precalentado 200°, durante 25-30 minutos, hasta que veamos la superficie dorada.
Retiramos del horno y tapamos con un paño.
Podemos tomar está empanada templada o fría, como más nos guste.





Y una pizca de cariño
Xia

lunes, 1 de junio de 2020

Leche frita

Una receta tradicional, de abuelas, que no queremos olvidar porque además de estar rica nos trae recuerdos de la infancia.
Aunque es un dulce típico de carnavales y semana Santa en mi casa lo repetimos varias veces a lo largo del año.


Ingredientes


  • 1/2 l. de leche
  • 60 gr. de maizena
  • 1 palo de canela
  • Piel de 1 limón
  • 100 gr. de azúcar
  • Mantequilla para untar la fuente

Para rebozar y freír

  • 100 gr. de harina
  • 2 huevos
  • Aceite de girasol

Para la terminación
Azúcar
Canela en polvo

Preparación

Reservamos medio vaso de leche y ponemos a calentar el resto con el azúcar, la canela y la piel de limón.
Mezclamos la maizena con la leche reservada, batiendo bien para que no queden grumos.
Engrasamos una fuente rectangular con mantequilla para volcar la mesa cuando esté terminada. Reservamos.
Cuando la leche empiece a cocer, retiramos la canela y la corteza de limón y añadimos la maizena disuelta en leche, sin dejar de remover hasta que espese.
Volcamos la mezcla en la fuente engrasada y tapamos con film a piel ( en contacto con la crema ) para evitar que se forme costra.
Refrigeramos al menos 4 horas y mejor de un día para otro.
Separamos ligeramente, por los bordes, la masa de la fuente y volcamos en una tabla ligeramente enharinada.
Cortamos en cuadrados regulares procurando que sean iguales.
Pasamos los cuadrados por harina y huevo batido y freímos en abundante aceite por ambos lados.
Sacamos y dejamos sobre un papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.
Para terminar, rebozamos cada uno de los cuadrados en una mezcla de azúcar y canela y ponemos en la bandeja de servir.




Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 25 de mayo de 2020

Galletas fáciles

Una receta fácil, con pocos ingredientes y con un resultado excelente.
Yo les he puesto un segundo nombre, "galletas del confinamiento" porque ya las he hecho varias veces durante este tiempo y han volado.
Hice dos tipos de galletas con la misma masa añadiendo chispas de chocolate a la mitad y realmente me ha gustado el resultado.


Ingredientes


  • 600 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar
  • 400 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 50 gr. de chispas de chocolate
  • Azúcar para rebozar las galletas

Preparación

Sacaremos del frigo la mantequilla un tiempo antes para que esté blandita.
Ponemos en un bol la harina con el azúcar y la mantequilla, añadimos la vainilla y mezclamos hasta formar una masa homogénea.
Dividimos la masa en dos partes y añadimos a una de ellas las chispas de chocolate, repartimos bien para que se distribuyen de manera uniforme.
Hacemos bolitas con la masa sin chocolate y ponemos en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado, aplastamos con un tenedor y horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 15 minutos, hasta que se vean ligeramente doradas.
Ponemos en una rejilla y antes de que se enfríe totalmente rebozamos con azúcar.
Con la masa que tiene chispas de chocolate hacemos también bolitas, pero irregulares, para que al cocerse no queden perfectas.
Horneamos igual que las primeras, pero no las rebozamos con azúcar.
Cuando salen del horno son muy frágiles, es mejor dejarlas enfriar ligeramente antes de pasarlas a la rejilla.
Y aquí tenemos con la misma masa dos galletas distintas y muy, muy ricas.





Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 18 de mayo de 2020

Espárragos a la plancha con vinagreta

Esta receta es muy fácil, muy sabrosa y perfecta para un entrante o una cena ligera.
Podemos hacer este plato con espárragos frescos, pero los de conserva, si son de buena calidad, también quedan muy bien.


Ingredientes


  • 1/2 kg. de espárragos
  • 1 ó 2 tomates pelados
  • 1/2 cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano

Para la vinagreta

  • 2 cucharadas de vinagre de modena
  • 130 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Escurrimos bien los espárragos para que pierdan el exceso de agua. Este paso es el mismo tanto si son cocidos naturales o de lata.
Mezclamos todos los ingredientes de la vinagreta y reservamos.
Cortamos el tomate pelado en trocitos pequeños y ponemos en un bol.
Cortamos también la cebolla menuda y mezclamos con el tomate. Salpimentamos la mezcla y ponemos una pizca de orégano.
Añadimos la vinagreta reservada y mezclamos bien.
Untamos la plancha (o una sartén ) con un poco de aceite y doramos levemente los espárragos.
Ponemos los espárragos en una fuente, cubrimos con la vinagreta y servimos.



Y una pizca de cariño
Xiana


lunes, 11 de mayo de 2020

Pan de nata

Este pan es especial, por su suavidad y su dulzura podría decirse que está a caballo entre un pan de molde y un brioche.
Tan rico y tan sabroso que igual se puede comer solo o tostado con mermelada casera.
No sabéis qué desayunos tan ricos se pueden disfrutar con este pan.
Con estas cantidades me salieron dos panes hechos en molde de cake.




Ingredientes


  • 540 gr. de harina de fuerza
  • 250 ml. de nata 35% MG
  • 100 gr. de azúcar
  • 20 gr. de levadura fresca de panadería
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación

Templamos ligeramente la nata, añadimos la levadura desmenuzada y disolvemos.
Añadimos también una cucharada de azúcar, que restamos de los 100 gramos, mezclamos y dejamos reposar tapado durante 30 minutos.
Pasado el tiempo se habrán formado burbujitas y estará en su punto.
Ponemos en el bol de la KitchenAid la harina, la sal, el resto de azúcar, 2 huevos enteros y una clara ligeramente batidos ( reservamos la yema ) y la vainilla.
Añadimos la mezcla de nata y mezclamos todos los ingredientes.
Amasamos durante 15 minutos hasta que la masa sea elástica y apenas se pega a los dedos.
Volcamos la masa en una superficie enharinada y amasamos manualmente durante 2 o 3 minutos.
Formamos una bola y ponemos en un bol enharinado, tapamos con film y un paño, y ponemos en lugar templado, entre una y dos horas, hasta que doble su tamaño.
Cuando la masa haya crecido ponemos en una superficie enharinada y amasamos ligeramente para desgasificar.
Dividimos la masa en dos partes iguales y a su vez cada mitad en tres partes.
Boleamos las 6 partes y ponemos 3 bolas en cada uno de los moldes forrados con papel sulfurizado.
Cubrimos los moldes con un paño y dejamos levar hasta que doble el volumen 
( 1- 2 horas ).
Cuando la masa haya levado, mezclamos la yema reservada con una cucharada de leche y pincelamos la superficie.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 30-40 minutos.
Después de los primeros 15 minutos cubrimos la superficie con papel de aluminio para que no se pase de tostado.
Cuando el pan este cocido sacamos del horno y frotamos la superficie con mantequilla para darle brillo.
Dejamos que se enfríe y desmoldamos.
Para desayuno y merienda disfrutando a tope.






Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 4 de mayo de 2020

Tarta de arroz con leche y melocotón

La primera publicación de este blog fue una tarta de arroz con leche.
Hoy repetimos esa tarta pero actualizada.
Y además aprovechamos que es el día de la madre y la hacemos para celebrar el acontecimiento.
He puesto melocotones en almíbar pero con fresas también queda exquisita.






Ingredientes

Para la base

  • 150 gr. de galletas María
  • 80 gr. de mantequilla en pomada

Para el relleno
950 gr. de arroz con leche
200 gr. de yogur griego
6 hojas de gelatina
Para la terminación

  • 1 bote de melocotón en almíbar
  • 3 hojas de gelatina

Preparación

Forramos la base de un molde desmontable con papel de horno.
Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla en pomada.
Vertemos la mezcla en el molde y extendemos por toda la superficie.
Presionamos con el fondo de un vaso para que quede uniforme y compacto.
Refrigeramos mientras hacemos el arroz como te explico AQUÍ.
Sumergimos en agua fría las hojas de gelatina para hidratarlas.
Una vez hecho el arroz pesamos la cantidad que necesitamos y añadimos las hojas de gelatina escurridas. Mezclamos para que se disuelvan y se distribuyen por todo el arroz.
Añadimos el yogur y mezclamos bien.
Sacamos el molde de la nevera untamos con mantequilla los laterales y forramos con una tira de papel de hornear.
Vertemos la mezcla de arroz con leche y refrigeramos hasta que esté cuajado.
Cuando esté cuajado cubrimos con gajos de melocotón en almíbar.
Calentamos el líquido del melocotón y retiramos antes de que hierva. Añadimos la gelatina previamente hidratada y escurrida. Mezclamos hasta su completa disolución.
vertemos el líquido encima de los gajos de melocotón, con cuidado para que no se muevan mucho.
Dejamos en la nevera hasta el día siguiente.
Desmoldamos con cuidado y ponemos en una fuente.




Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 27 de abril de 2020

Pastel de fresas y almendra

¿Un pastel o una tarta? No importa como se llame si está rico y este pastel lo está.
Sabroso y jugoso para hacer del desayuno o la merienda una fiesta.


Ingredientes


  • 1 lámina de masa brisa
  • 2 huevos XL
  • 180 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 65 gr. de harina de almendra (almendra molida)
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Ralladura de 1 limón
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 120 gr. de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 8 fresas grandes troceadas

Para la terminación

  • Láminas de almendra
  • Azúcar moreno

Preparación

En un bol mezclamos la harina, la almendra molida, el azúcar glas, la levadura, la sal y la ralladura de limón. Reservamos.
Batimos la mantequilla reblandecida con la vainilla y vamos añadiendo y mezclando los huevos de uno en uno.
Agregamos la mezcla de harinas en varias tandas hasta integrarla totalmente.
Obtendremos una masa densa.
Forramos un molde con papel sulfurizado y cubrimos con la masa brisa asentando bien y cubriendo el fondo y los lados. Pinchamos por todo el fondo con un tenedor.
Volcamos la masa encima y repartimos por toda la superficie.
Distribuimos las fresas troceadas encima del pastel.
Espolvoreamos con láminas de almendra y azúcar moreno.
Horneamos, en horno precalentado a 170°, durante 30-35 minutos hasta que veamos la superficie dorada.
Retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Cuando el pastel ese frío desmoldamos.
Podemos servir esta tarta-pastel con una bola de helado o con una cucharada de yogurt griego o sin nada porque también está riquísimo.




Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 20 de abril de 2020

Salmón con espárragos y cebolla

Un plato completo que bien puede ser plato único si lo acompañamos con una ensalada y un buen postre.
Pescado con verduras, más sano y nutritivo imposible, y aunque es un poco laborioso no tiene ninguna dificultad para que hasta los pocos expertos pueden hacerlo.


Ingredientes


  • 2 rodajas de salmón ( sin piel ni espinas )
  • 1 manojo de espárragos verdes ( 350 gr. )
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • 2 ó 3 patatas ( para la guarnición )

Preparación

Pelamos y cortamos las patatas finas ( con mandolina mejor ) y ponemos en un bol cubiertas con agua fría. Reservamos.
Limpiamos el salmón de piel y espinas o pedimos al pescadero que lo haga. Salpimentamos.
Cortamos las puntas de los espárragos y reservamos.
Troceamos los troncos y cocemos en agua con sal hasta que estén tiernos.
Escurrimos y trituramos con un poco del agua de cocción, añadimos una cucharada de aceite de oliva y reservamos.
Pelamos las cebollas y cortamos en aros.
Rehogamos las puntas de espárragos en una sartén con un chorrito de aceite, movemos con cuidado para no romperlas.
Retiramos los espárragos y rehogamos los aros de cebolla hasta que estén tiernos.
Salpimentamos ambos verduras y reservamos.
Freímos las patatas hasta que estén doradas. Reservamos.
Marcamos los trozos de salmón en una sartén con unas gotas de aceite durante 2 minutos por cada lado.
Servimos el pescado sobre una cama de crema de espárragos, aros de cebolla y puntas de espárragos.
Acompañamos con las patatas paja doraditas y crujientes.



Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 13 de abril de 2020

Torrijas fáciles de brioche

El brioche de la semana pasada nos dio mucho de si.
Hicimos torrijas con azúcar y canela, con miel, tostadas con mermelada, con queso. Riquísimo en todas las versiones.
Hoy hacemos torrijas clásicas con azúcar y canela.


Ingredientes


  • 8 rodajas de brioche
  • 800 ml. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 palo de canela
  • 1 corteza de limón ( sólo la parte blanca )
  • 2 huevos
  • Aceite de girasol
  • Azúcar y canela en polvo o miel

Preparación

Cortamos las rodajas de brioche de unos 2 cm de grosor.
Cada rodaja la parti a la mitad porque era demasiado grande y podía romperse.
Calentamos la leche con el azúcar, la corteza de limón y el palo de canela.
Retiramos cuando empiece a hervir y dejamos enfriar.
Ponemos las rodajas de brioche en una bandeja y bañamos con la leche fría y colada.
Dejamos durante una hora aproximadamente hasta que el pan empape la leche.
Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén.
Batimos los huevos y pasamos las rodajas empapadas procurando que el huevo las cubra por todos los lados.
Ponemos en la sartén y freímos hasta que la torrija esté dorada, damos la vuelta y doramos el otro lado.
Mejor hacer de una en una y en una sartén pequeña para utilizar menos aceite.
Retiramos y ponemos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
Cuando estén templadas pasamos nuestras torrijas por un plato con azúcar y canela.
Si queremos torrijas de miel no las pasaremos por azúcar sino que añadiremos un chorrito de miel a cada una.
Y listas para disfrutar, de ambas formas están ricas.



Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 6 de abril de 2020

Pan brioche

Este pan es perfecto para hacer torrijas, pero también es un pan que podemos tomar con mantequilla y mermelada.
Por lo tanto tenemos un pan del que no van a sobrar ni las migas porque hasta sin nada está buenísimo.





Ingredientes


  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 250 ml. de leche
  • 20 gr. de levadura fresca de panadería
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 50 gr. de azúcar
  • 2 huevos medianos
  • 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

Para pincelar

  • 1 huevo

Preparación

Mezclamos el azúcar con los huevos y la leche.
Añadimos la harina, la sal y la levadura desmenuzada y amasamos durante 
10-12 minutos.
Dejamos reposar la masa durante 5 minutos y amasamos otros 5.
Reposados la masa de nuevo durante 5 minutos.
Añadimos la mantequilla y amasamos hasta que se integre bien.
Boleamos y ponemos en un bol enharinado.
Cubrimos con film y dejamos en un lugar abrigado entre 1 y 2 horas.
Cuando haya crecido volcamos la masa en una superficie enharinada, desgasificamos y extendemos con la mano formando un rectángulo.
Repetimos con el otro lado y plegamos encima del anterior. 
Hemos formado un rollo alargado que colocamos, con los pliegues hacia abajo, en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.
Pintamos con huevo batido.
Cubrimos con film para que no se seque y dejamos reposar en un lugar cálido durante una hora aproximadamente.
Pasado ese tiempo habrá crecido y pincelamos de nuevo con huevo batido.
Horneamos, en horno precalentado a 200°, durante 10 minutos, después bajamos la temperatura a 180° y horneamos durante 20 o 25 minutos más.
Si se tuesta demasiado cubrimos con papel de aluminio, yo lo hice después de los primeros 15 minutos.
Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Cuando esté frío cortamos este pan en rebanadas, para torrijas o para desayunar con mermelada o queso de untar.



Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 30 de marzo de 2020

Lomos de caballa horneados con verduras

Tenía dos caballas lo suficientemente grandes para hacer dos lomos de cada una.
Después de limpias retiré la espina central y obtuve cuatro lomos perfectos para hornear con unas verduras.
Podemos pedir al pescadero que nos retire la espina si no somos muy hábiles con el cuchillo.
Esta receta podemos hacerla con cualquier otro pescado, azul o blanco, siempre que sea carnoso para ir al horno.


Ingredientes


  • 2 caballas grandes
  • 2 patatas medianas
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 100 ml. de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Preparación

Salpimentamos los lomos de caballa y reservamos.
Untamos con aceite una bandeja de horno.
Cortamos las patatas en láminas finas (con mandolina quedan muy finas) y ponemos en la bandeja distribuidas por toda la superficie.
Cortamos el pimiento en tiras y ponemos encima.
A continuación la cebolla también cortada fina y los tomates pelados y troceados.
Y finalmente el calabacín en rodajas finas.
Salamos y regamos con un hilo de aceite.
Horneamos las verduras a 180° durante 20 minutos.
Retiramos la bandeja del horno y ponemos encima de la verdura los lomos de pescado con la piel hacia abajo.
Regamos con el vino blanco y un chorrito de aceite.
Horneamos durante 20 minutos más y listo.
Tenemos un sano excelente y nutritivo plato de pescado y verduras.



Y una pizca de cariño
Xiana