lunes, 21 de septiembre de 2020

Cake de fruta deshidratada

 Esta vez usamos fruta deshidratada para hacer un cake y verdaderamente queda muy rico, con el punto "crunch" de las frutas y la suavidad de la miga.

Ingredientes 

  • 200 gr. de harina de trigo 
  • 100 gr. de harina de maíz ( o maizena)
  • 3 huevos  XL
  • 1 copa de anís ( 50 ml. )
  • 170 gr. de mantequilla 
  • 1 sobre de levadura Royal 
  • 150 gr. de azúcar 
  • 1/4 cucharadita de sal 
  • 1/2 paquete de fruta deshidratada (100gr. )

Para el glaseado 

  • 100 gr. de azúcar glas
  • 2 cucharadas de agua

Preparación 

Debemos tener la mantequilla a temperatura ambiente para que tenga el punto de pomada.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla este cremosa.
Añadimos los huevos, de uno en uno, integrando bien antes de añadir al siguiente.
Tamizamos las harinas con la sal y la levadura y añadimos.
Incorporamos el anís a la mezcla hasta que sea homogénea.
Añadimos las frutas, dejando alguna para la terminación, y mezclamos para que se repartan de forma uniforme por toda la masa.
Forramos un molde de cake con papel de horno o pulverizamos con spray desmoldante y vertemos la mezcla.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 40-50 minutos. 
Si la superficie se dora mucho cubrimos con papel de aluminio durante los últimos minutos hasta finalizar la cocción.
Retiramos del horno, dejamos templar y desmoldamos.
Dejamos sobre una rejilla hasta que se enfríe totalmente.
Servimos con glaseado y las frutas reservadas o espolvoreado con azúcar glas.





Y una pizca de cariño 
Xiana 

lunes, 14 de septiembre de 2020

Parmesana de calabacín

 La parmesana de calabacín es un plato típico italiano que, como tantos otros, hemos incorporado a nuestra cocina. 

Al fin y al cabo, tanto la cocina italiana como la española,  mediterráneas ambas, usan casi los mismos ingredientes, aunque hay que reconocer que los italianos le dan un toque especial que nos gusta mucho.







Ingredientes 

  • 3 ó 4 calabacines 
  • 1 bote de tomate natural triturado ( 800 gr. )
  • 200 gr. de queso parmesano rallado 
  • 10--12 lonchas de mozzarella
  • Sal
  • Pimienta negra 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Hojas de albahaca  ( opcional,  yo no le puse )

Preparación 

Hacemos la salsa de tomate poniendo un chorrito de aceite en una sartén, añadimos el tomate triturado, sal y pimienta y cocinamos durante 20 minutos. Revolvemos de vez en cuando para que  no se pegue.
Retiramos y añadimos albahaca troceada. (Yo no le puse porque  no gusta mucho a mis comensales)
Lavamos los calabacines y sin pelar cortamos a lo largo en láminas de medio centímetro.
Doramos el calabacín, vuelta y vuelta, en en una plancha con unas gotas de aceite.
No es necesario que se haga del todo porque terminará de cocerse en el horno.
En el fondo de una fuente de horno ponemos dos o tres cucharadas de salsa de tomate.
A continuación ponemos una capa de calabacín, otra de salsa de tomate y otra de lonchas de mozzarella. Repetimos la operación hasta llenar la fuente o terminar los ingredientes y finalizamos con el parmesano rallado.
Metemos en el horno, precalentado a 180°, hasta que el queso se gratine.
Dejamos reposar 10 minutos y servimos la parmesana de calabacín con un buen trozo de pan para mojar la salsa.




Y una pizca de cariño 
Xiana 

lunes, 7 de septiembre de 2020

Tortilla de patatas rellena

 La tortilla de patatas es uno de los platos estrella de la cocina española, con cebolla o sin cebolla, según el gusto de cada uno. 

Hoy la hacemos un poco más rica, si cabe, añadiendole fiambre de pavo y queso en su interior.








Ingredientes 

Para la tortilla:

  • 2 ó 3 patatas 
  • 1 cebolla mediana 
  • 4 huevos 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Sal

Para el relleno:

  • 4 ó 5 lonchas de fiambre de pavo 
  • 4 ó 5 lonchas de queso de cabra 

Preparación 

Pelamos y cortamos las patatas y la cebolla en trocitos finos. Salamos ligeramente ya que relleno le aportará sabor.
Freímos las patatas y la cebolla en abundante aceite a fuego lento. Deben ablandarse sin dorarse.
Cuando el conjunto esté blandito escurrimos bien el aceite. 
Batimos los huevos en un bol, añadimos las patatas con cebolla y mezclamos bien hasta que el conjunto este integrado.
Ponemos una cucharada de aceite en la sartén y cuando esté caliente volcamos la mitad de la mezcla de huevos y patatas.
Repartimos encima las lonchas de queso y pavo cubriendo toda la superficie.
Cubrimos con la otra mitad de la mezcla de huevos y patatas.
Cuajamos y volteamos como si fuese una tortilla clásica.
Servimos caliente y a disfrutar de esta tortilla que al partirla veremos asomar el queso fundido.
Una verdadera ricura, no dejéis de probarla.

En este caso he rellenado la tortilla con fiambre de pavo y queso de cabra, pero podemos hacerlo con cualquier otro fiambre o queso que nos guste o que tengamos en la nevera.








Y una pizca de cariño 
Xiana