lunes, 25 de mayo de 2020

Galletas fáciles

Una receta fácil, con pocos ingredientes y con un resultado excelente.
Yo les he puesto un segundo nombre, "galletas del confinamiento" porque ya las he hecho varias veces durante este tiempo y han volado.
Hice dos tipos de galletas con la misma masa añadiendo chispas de chocolate a la mitad y realmente me ha gustado el resultado.


Ingredientes


  • 600 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar
  • 400 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 50 gr. de chispas de chocolate
  • Azúcar para rebozar las galletas

Preparación

Sacaremos del frigo la mantequilla un tiempo antes para que esté blandita.
Ponemos en un bol la harina con el azúcar y la mantequilla, añadimos la vainilla y mezclamos hasta formar una masa homogénea.
Dividimos la masa en dos partes y añadimos a una de ellas las chispas de chocolate, repartimos bien para que se distribuyen de manera uniforme.
Hacemos bolitas con la masa sin chocolate y ponemos en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado, aplastamos con un tenedor y horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 15 minutos, hasta que se vean ligeramente doradas.
Ponemos en una rejilla y antes de que se enfríe totalmente rebozamos con azúcar.
Con la masa que tiene chispas de chocolate hacemos también bolitas, pero irregulares, para que al cocerse no queden perfectas.
Horneamos igual que las primeras, pero no las rebozamos con azúcar.
Cuando salen del horno son muy frágiles, es mejor dejarlas enfriar ligeramente antes de pasarlas a la rejilla.
Y aquí tenemos con la misma masa dos galletas distintas y muy, muy ricas.





Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 18 de mayo de 2020

Espárragos a la plancha con vinagreta

Esta receta es muy fácil, muy sabrosa y perfecta para un entrante o una cena ligera.
Podemos hacer este plato con espárragos frescos, pero los de conserva, si son de buena calidad, también quedan muy bien.


Ingredientes


  • 1/2 kg. de espárragos
  • 1 ó 2 tomates pelados
  • 1/2 cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano

Para la vinagreta

  • 2 cucharadas de vinagre de modena
  • 130 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Escurrimos bien los espárragos para que pierdan el exceso de agua. Este paso es el mismo tanto si son cocidos naturales o de lata.
Mezclamos todos los ingredientes de la vinagreta y reservamos.
Cortamos el tomate pelado en trocitos pequeños y ponemos en un bol.
Cortamos también la cebolla menuda y mezclamos con el tomate. Salpimentamos la mezcla y ponemos una pizca de orégano.
Añadimos la vinagreta reservada y mezclamos bien.
Untamos la plancha (o una sartén ) con un poco de aceite y doramos levemente los espárragos.
Ponemos los espárragos en una fuente, cubrimos con la vinagreta y servimos.



Y una pizca de cariño
Xiana


lunes, 11 de mayo de 2020

Pan de nata

Este pan es especial, por su suavidad y su dulzura podría decirse que está a caballo entre un pan de molde y un brioche.
Tan rico y tan sabroso que igual se puede comer solo o tostado con mermelada casera.
No sabéis qué desayunos tan ricos se pueden disfrutar con este pan.
Con estas cantidades me salieron dos panes hechos en molde de cake.




Ingredientes


  • 540 gr. de harina de fuerza
  • 250 ml. de nata 35% MG
  • 100 gr. de azúcar
  • 20 gr. de levadura fresca de panadería
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación

Templamos ligeramente la nata, añadimos la levadura desmenuzada y disolvemos.
Añadimos también una cucharada de azúcar, que restamos de los 100 gramos, mezclamos y dejamos reposar tapado durante 30 minutos.
Pasado el tiempo se habrán formado burbujitas y estará en su punto.
Ponemos en el bol de la KitchenAid la harina, la sal, el resto de azúcar, 2 huevos enteros y una clara ligeramente batidos ( reservamos la yema ) y la vainilla.
Añadimos la mezcla de nata y mezclamos todos los ingredientes.
Amasamos durante 15 minutos hasta que la masa sea elástica y apenas se pega a los dedos.
Volcamos la masa en una superficie enharinada y amasamos manualmente durante 2 o 3 minutos.
Formamos una bola y ponemos en un bol enharinado, tapamos con film y un paño, y ponemos en lugar templado, entre una y dos horas, hasta que doble su tamaño.
Cuando la masa haya crecido ponemos en una superficie enharinada y amasamos ligeramente para desgasificar.
Dividimos la masa en dos partes iguales y a su vez cada mitad en tres partes.
Boleamos las 6 partes y ponemos 3 bolas en cada uno de los moldes forrados con papel sulfurizado.
Cubrimos los moldes con un paño y dejamos levar hasta que doble el volumen 
( 1- 2 horas ).
Cuando la masa haya levado, mezclamos la yema reservada con una cucharada de leche y pincelamos la superficie.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 30-40 minutos.
Después de los primeros 15 minutos cubrimos la superficie con papel de aluminio para que no se pase de tostado.
Cuando el pan este cocido sacamos del horno y frotamos la superficie con mantequilla para darle brillo.
Dejamos que se enfríe y desmoldamos.
Para desayuno y merienda disfrutando a tope.






Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 4 de mayo de 2020

Tarta de arroz con leche y melocotón

La primera publicación de este blog fue una tarta de arroz con leche.
Hoy repetimos esa tarta pero actualizada.
Y además aprovechamos que es el día de la madre y la hacemos para celebrar el acontecimiento.
He puesto melocotones en almíbar pero con fresas también queda exquisita.






Ingredientes

Para la base

  • 150 gr. de galletas María
  • 80 gr. de mantequilla en pomada

Para el relleno
950 gr. de arroz con leche
200 gr. de yogur griego
6 hojas de gelatina
Para la terminación

  • 1 bote de melocotón en almíbar
  • 3 hojas de gelatina

Preparación

Forramos la base de un molde desmontable con papel de horno.
Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla en pomada.
Vertemos la mezcla en el molde y extendemos por toda la superficie.
Presionamos con el fondo de un vaso para que quede uniforme y compacto.
Refrigeramos mientras hacemos el arroz como te explico AQUÍ.
Sumergimos en agua fría las hojas de gelatina para hidratarlas.
Una vez hecho el arroz pesamos la cantidad que necesitamos y añadimos las hojas de gelatina escurridas. Mezclamos para que se disuelvan y se distribuyen por todo el arroz.
Añadimos el yogur y mezclamos bien.
Sacamos el molde de la nevera untamos con mantequilla los laterales y forramos con una tira de papel de hornear.
Vertemos la mezcla de arroz con leche y refrigeramos hasta que esté cuajado.
Cuando esté cuajado cubrimos con gajos de melocotón en almíbar.
Calentamos el líquido del melocotón y retiramos antes de que hierva. Añadimos la gelatina previamente hidratada y escurrida. Mezclamos hasta su completa disolución.
vertemos el líquido encima de los gajos de melocotón, con cuidado para que no se muevan mucho.
Dejamos en la nevera hasta el día siguiente.
Desmoldamos con cuidado y ponemos en una fuente.




Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 27 de abril de 2020

Pastel de fresas y almendra

¿Un pastel o una tarta? No importa como se llame si está rico y este pastel lo está.
Sabroso y jugoso para hacer del desayuno o la merienda una fiesta.


Ingredientes


  • 1 lámina de masa brisa
  • 2 huevos XL
  • 180 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 65 gr. de harina de almendra (almendra molida)
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Ralladura de 1 limón
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 120 gr. de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 8 fresas grandes troceadas

Para la terminación

  • Láminas de almendra
  • Azúcar moreno

Preparación

En un bol mezclamos la harina, la almendra molida, el azúcar glas, la levadura, la sal y la ralladura de limón. Reservamos.
Batimos la mantequilla reblandecida con la vainilla y vamos añadiendo y mezclando los huevos de uno en uno.
Agregamos la mezcla de harinas en varias tandas hasta integrarla totalmente.
Obtendremos una masa densa.
Forramos un molde con papel sulfurizado y cubrimos con la masa brisa asentando bien y cubriendo el fondo y los lados. Pinchamos por todo el fondo con un tenedor.
Volcamos la masa encima y repartimos por toda la superficie.
Distribuimos las fresas troceadas encima del pastel.
Espolvoreamos con láminas de almendra y azúcar moreno.
Horneamos, en horno precalentado a 170°, durante 30-35 minutos hasta que veamos la superficie dorada.
Retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Cuando el pastel ese frío desmoldamos.
Podemos servir esta tarta-pastel con una bola de helado o con una cucharada de yogurt griego o sin nada porque también está riquísimo.




Y una pizca de cariño
Xiana