lunes, 2 de diciembre de 2019

Lombarda a la segoviana

Hoy tenemos una receta vegetariana con una verdura típica de estas fechas.
Con esta preparación seguro que sorprendes a tus comensales.
Resulta muy agradable la mezcla de sabores y texturas.


Ingredientes


  • 1 lombarda
  • 1 manzana
  • 50 gr. de pasas
  • 50 gr. de nueces peladas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 100 ml. de vino blanco
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Ponemos agua con sal en una cazuela, cuando empiece a cocer añadimos la lombarda cortada en tiras finas y cocemos durante 10-15 minutos.
Escurrimos y reservamos.
Remojamos las pasas en el vino durante 10 minutos. 
Tostamos las nueces en una sartén sin aceite. Retiramos.
En la misma sartén ponemos aceite y doramos los dientes de ajo en láminas.
Añadimos el pimentón, rehogamos y añadimos las pasas y el vino.
Cocemos el conjunto durante un minuto. 
Incorporamos las nueces.
En otra sartén sin aceite salteamos la lombarda. Cuando pierda el agua añadimos un chorro de aceite y un poco de vinagre y mezclamos.
Ponemos la lombarda en una fuente y añadimos el sofrito.
Cortamos la manzana en bastoncitos, mezclamos con el perejil picado, ponemos encima de la lombarda y servimos.
La receta original lleva piñones que sustituí por nueces y que igual ha sido un resultado exitoso.





Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 25 de noviembre de 2019

Pastel de pera

En este prematuro y frío invierno apetece a media tarde un café calentito y un pedazo de pastel.
El pastel de pera es jugoso y sabroso y nos reconforta en cualquier momento del día.


Ingredientes


  • 2 peras grandes ( aprox. 500 gr. )
  • 170 gr. de panela
  • 50 gr. de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de ron
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 225 gr. de harina
  • 120 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de leche
  • Zumo de 1 limón
  • Azúcar glas para la terminación

Preparación

Lavamos y secamos las peras. Sin pelar, cortamos el tallo y la base, partimos a la mitad y retiramos el corazón con una cucharilla. 
Cortamos las peras en rodajas finas y ponemos en un bol. 
Añadimos el zumo de limón, 40 gramos de azúcar moreno y el ron. Mezclamos y reservamos.
Batimos la panela con la mantequilla blandita.
Añadimos los huevos de uno en uno hasta integrar.
Agregamos la harina y la levadura y mezclamos hasta integrar.
Añadimos la leche y batimos hasta obtener una mezcla homogénea. 
Mezclamos dos tercios de las peras con la masa, revolvemos hasta que se repartan bien.
Encamisamos un molde o forramos con papel sulfurizado y vertemos la masa.
Ponemos en la superficie de forma ordenada el tercio de las peras que nos queda. 
Espolvoreamos el azúcar moreno restante por toda la superficie.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 45-50 minutos.
Comprobamos el punto de cocción pinchando en el centro con una brocheta si sale húmeda horneamos unos minutos más.
Dejamos enfriar el pastel antes de desmoldar.
Antes de servir espolvoreamos con azúcar glas.




Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 18 de noviembre de 2019

Galletas de manteca de cerdo

La manteca de cerdo es una grasa que siempre se ha usado en repostería, pero ahora no está de moda porque es muy calorica.
Aunque unas galletas de vez en cuando no hacen daño.
Además está grasa aporta un sabor y una jugosidad que no nos da ninguna otra.

Ingredientes


  • 3 huevos
  • 150 gr. de azúcar
  • 150 gr. de manteca de cerdo
  • 500 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 2 cucharadas de anís
  • Ralladura de 1 limón

Preparación

Ponemos en un bol todos los ingredientes húmedos: la manteca blandita, el anís, la ralladura de limón, 2 huevos y una yema (reservamos la clara).
Batimos con varillas hasta que la mezcla sea homogénea. 
Tamizamos la harina con la levadura y vamos añadiendo en varias tandas.
Mezclamos hasta integrar completamente. Estará en su punto cuando no se pegue a las manos. 
Hacemos una bola con la masa, envolvemos con film y refrigeramos por lo menos media hora. 
Repartimos la masa en varios trozos para extenderla más fácilmente. 
Ponemos una parte de la masa entre dos papeles sulfurizados y extendemos con el rodillo hasta obtener el grosor deseado (mejor con rodillo que tenga límites de grosor para que salgan todas iguales).
Cortamos con un cortapastas de la forma y tamaño que más nos guste. 
Ponemos en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado, pintamos la superficie con la clara reservada batida levemente y espolvoreamos con una pizca de azúcar y unas laminas o cuadraditos de almendra.
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 15--17 minutos, hasta que los bordes estén levemente dorados. 
Ponemos sobresobr rejilla hasta que se enfríen totalmente.
Se conservan bien durante unos días en una lata o recipiente de cristal.




Y una pizca de cariño
Xiana

lunes, 11 de noviembre de 2019

Musaka vegetariana

La musaka es un plato originario de Oriente, pero la versión más popular es la griega.
Es un pastel de capas de carne y berenjenas, cubiertos de bechamel parecido a una lasaña.
Hoy he decidido hacer una versión vegetariana que ha quedado muy rica y sana.



Ingredientes


  • 2 berenjenas
  • 3 patatas
  • 700 gr. de champiñones
  • 1 cebolla
  • 3 cucharadas de tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso parmesano rallado
  • Queso rallado para gratinar

Para la bechamel

  • 50 gr. de harina
  • 500 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 40 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Nuez moscada molida

Preparación

Empezamos por preparar todas las capas que lleva nuestra musaka.
Cocemos las patatas con su piel, escurrimos y reservamos. Pelamos cuando enfríen.
Cortamos las berenjenas en rodajas de unos 4 milímetros (mejor con mandolina para que salgan todas iguales).  
Ponemos las rodajas de berenjena en una fuente de horno, salamos ligeramente, regamos con unas gotas de aceite y asamos, en horno precalentado a 200°, durante 20 minutos aproximadamente. Retiramos y reservamos.
Ponemos un chorrito de aceite en una sartén y rehogamos la cebolla y los ajos, todo muy picado, hasta que esté transparente.
Picamos los champiñones en trozos pequeños y añadimos a la sartén. Rehogamos durante unos minutos.
Añadimos el tomate triturado, salpimentamos y dejamos cocer el conjunto, a fuego medio, durante unos minutos hasta que se evapore el líquido. Reservamos.
Para hacer la bechamel tostamos ligeramente la harina en el aceite caliente. Agregamos la leche sin dejar de remover y a fuego lento para que no se haga grumos.
Añadimos la sal y media cucharadita de nuez moscada molida.
Cocemos durante unos minutos sin dejar de remover.
Si queda muy espesa podemos añadir algo más de leche.
Ahora ya podemos montar la musaka y empezamos por poner tres o cuatro cucharadas de bechamel en el fondo de una fuente de horno.
Encima una capa de berenjenas procurando cubrir todo el fondo.
A continuación la mitad de las patatas cortadas en rodajas finas y cubriendo las berenjenas. 
Ponemos encima de las patatas la mitad de los champiñones, espolvoreamos con queso parmesano rallado.
De nuevo otra capa de berenjenas, patatas, champiñones, queso rallado y terminamos con una capa de berenjenas.
Napamos con la bechamel y cubrimos con el queso rallado para gratinar. Horneamos, en horno precalentado a 190° y con el grill encendido, durante 
15-20 minutos hasta que la superficie este dorada. 
Retiramos y dejamos templar para que los sabores se asienten.



Un plato sabroso y práctico que podemos dejar montado el día anterior y hornear antes de servir.


Y una pizca de cariño
Xiana

miércoles, 30 de octubre de 2019

Galletas fáciles FELIZ SAMAIN

Unos sombreros de bruja, unas calabazas malencaradas, unos simpáticos fantasmas o una casa terrorífica y con todas estas galletas celebramos Samain, fiesta de origen celta que ha llegado hasta nuestros días y de la que deriva Halloween.
Son las típicas galletas de mantequilla, sencillas y fáciles a las que damos unas formas temáticas divertidas.




Ingredientes


  • 150 gr. de mantequilla en pomada (blandita)
  • 150 gr. de azúcar
  • 325 gr. de harina
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aroma de vainilla
  • Una pizca de sal

Preparación

Lo primero, dejamos la mantequilla a temperatura ambiente para que tenga el punto de pomada.
Batimos en un bol la mantequilla blandita con el azúcar.
Cuando la mezcla este cremosa añadimos el huevo y la vainilla. 
Volvemos a mezclar hasta que la masa sea homogénea.
Añadimos la harina y la pizca de sal.
Mezclamos e integramos todos los ingredientes.
Hacemos una bola con la masa, envolvemos con film y refrigeramos durante al menos una hora. 
Pasado ese tiempo ponemos la masa entre dos papeles sulfurizados y estiramos con un rodillo procurando que quede uniforme (quedará perfecto con rodillo de topes). 
Cortamos con los moldes de figuras que nosotros queramos y ponemos en una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado.
Cuando no podamos cortar más galletas recogemos los trozos y volvemos a estirar, así hasta que no quede nada de masa. 
Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 10-12 minutos.
Retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Son unas galletas perfectas para hacer con niños y pasar un rato divertido.






Y una pizca de cariño
Xiana