lunes, 20 de septiembre de 2021

Bizcocho de manzana y avellanas

 De nuevo tenemos otro bizcocho con fruta al que hemos añadido, esta vez, un punto de frutos secos.

Y el resultado es delicioso.

Tenemos un bizcocho jugoso, sabroso y casi perfecto ( digo casi porque la perfección no existe) para sacar a nuestra mesa en cualquier momento.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 120 gr. de azúcar + 1 cucharada 
  • 150 gr. de harina
  • 50 gr. de copos de patata (preparado de puré)
  • 130 gr. de yogur griego natural
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 15 avellanas
  • 3 manzanas (300 gr. aprox.)
  • Azúcar glas ( opcional )

Preparación

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. 

Añadimos el yogur y el aceite y batimos hasta integrar. 

Incorporamos la harina con la levadura y mezclamos.

A continuación añadimos los copos de patata y mezclamos hasta que la masa sea homogénea. 

Pelamos las manzanas y añadimos 1 1/2 en taquitos a la masa.

Añadimos también 10 avellanas troceadas.

Mezclamos el conjunto para que se integren bien.

Forramos un molde de horno con papel sulfurizado y volcamos la mezcla. 

Cubrimos con la otra 1 1/2 manzana cortada en láminas. 

Espolvoreamos por la superficie el resto de avellanas troceadas y 1 cucharada de azúcar. 

Horneamos, en horno precalentado a 180°, durante 35-40 minutos. 

Dejamos templar, desmoldamos y cuando se enfríe totalmente espolvoreamos con azúcar glas. 








Y una pizca de cariño.

Xiana.


martes, 7 de septiembre de 2021

Fritos de calabacín

 Una receta veraniega, fácil y rápida.

Con muy poquitos ingredientes tenemos una guarnición perfecta o un primer plato rápido y crujiente.

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 150 ml. de cerveza fría
  • 100 gr. de harina
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • Sal 
  • Aceite de oliva para freir

Preparación

Cortamos el calabacin en rodajitas lo más finas posible. Con una mandolina quedan perfectas. 

Salamos el calabacín cortado y ponemos en un escurridor durante 1/2 hora para que pierda algo de agua. 

En un bol mezclamos la cerveza fría con la harina y la levadura. 

Batimos bien hasta que no queden grumos.

Salamos ligeramente. 

Mezclamos bien la crema obtenida con las rodajas de calabacín.

Ponemos abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente, ponemos cucharadas de la mezcla separadas entre sí para que no se peguen. 

Doramos por ambos lados y retiramos, poniendo los fritos sobre papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite. 

Según el gusto de cada uno podemos dorar los fritos más o menos, yo hice de ambos para agradar a todos. 

Servimos inmediatamente.

Y una pizca de cariño. 

Xiana.